Tú decides cuánto.
Tú decides cuándo.
Tú decides a quién.

En zank ponemos en contacto personas que buscan financiación para un proyecto y desean pagar un bajo interés con personas que quieren invertir su dinero y obtener una buena rentabilidad por él.

Todas las necesidades de financiación proceden de lo que en zank llamamos un comercio afiliado. Los comercios afiliados son clínicas odontológicas, instituciones educativas y un sinfín más de clientes que ofrecen a sus clientes financiación para un tratamiento dental, unos estudios de postgrado o la compra de una moto.

Así funciona:

1. Un comercio afiliado ofrece a su cliente financiar un determinado servicio. El comercio completa la solicitud correspondiente a través de Zank.

2. Zank verifica los datos y determina la aprobación de la solicitud si se cumplen unos requisitos de solvencia determinados. A continuación la operación es publicada para que todo el mundo pueda invertir.

3. Las personas registradas como inversores en zank elegirán a esa persona o a otras personas e invertirán su dinero en ellas: 50€, 100€, 200€… Cada persona elige a quién o quiénes y cuánto invertir. Una vez completado el importe solicitado se transfiere al comercio afiliado.

4. El cliente del comercio afiliado pagará una cuota mensual con un bajo interés durante el tiempo que ella misma ha elegido.

5. Cada uno de los inversores que ha participado en la financiación recuperará el dinero invertido cada mes, además de los intereses que esta le ha generado.

6. Todo de forma segura y transparente. De persona a persona. Y terminando con un “bank you very much”.

Ahora, ¿buscas ofrecer a tus clientes financiación a bajo interés o quieres obtener mayor rentabilidad por tus inversiones?