A tu medida,
rápido y sencillo.

En zank nos reunimos miles de personas con un interés común: hacer un uso inteligente del dinero. Así, para disponer de tu préstamo no dependes de una única entidad por lo que conseguirlo te será más fácil y rápido.

Concretamente, así de fácil y rápido:

Paso 1: Solicitas tu préstamo

1. Solicitas tu préstamo

Entras en zank, solicitas la cantidad que deseas (entre 1.000€ y 10.000€) y el tiempo en el que quieres devolverla (entre 6 y 48 meses).

zank verifica tus datos según unos requisitos mínimos de solvencia, los clasifica asignándoles un tipo de interés de acuerdo a tu perfil de solvencia (ingresos, gastos, devolución de créditos anteriores y perfil demográfico) y lo publica para que todo el mundo pueda invertir.

Paso 2: Cientos de personas invierten

2. Cientos de personas invierten

Cada inversor de zank te da una parte del total de lo que quieres, por ejemplo 50€, 100€, 500€, etc.

Y así, en poco tiempo y con la colaboración de todos, consigues tu préstamo.

Paso 3: Devuelves el préstamo en el tiempo que has escogido

3. Devuelves el préstamo en el tiempo que has escogido

A partir de aquí, hacemos todo lo demás.

Recogemos la mensualidad que corresponda de la cuenta corriente que nos indiques y nos encargamos de hacérsela llegar a quien invirtió en ti. Todo de forma segura y transparente. De persona a persona. Y terminando con un “bank you very much”.

¿Empezamos?